Cómo superar la inseguridad

Como vencer la inseguridad

No hay una persona entre nosotros que no tenga inseguridades. A título meramente enunciativo podemos relatar las siguientes inseguridades:

  • Nos preocupa lo que otras personas piensan de nosotros.
  • Nos preocupamos si somos lo suficientemente guapos.
  • Nos preocupamos de que no estamos haciendo todo lo que deberíamos.
  • Nos crea inseguridad que podamos fracasar, que la gente descubra que somos un fraude.
  • Nos crea inseguridad de que estemos demasiado gordos, nos preocupamos de que le no gustemos, nos preocupamos de que le guste la otra chica...
  • Nos preocupamos de que no somos lo suficientemente buenos
  • En definitiva, nos preocupamos por todo, y eso al cabo del día acaba minando nuestra autoestima, generando todo tipo de inseguridades.

¿Qué causa las inseguridades?

Las inseguridades están relacionadas con las normas establecidas por las personas con las que interactuamos, como nuestra familia, amigos y compañeros, y las expectativas sociales que pueden ser legítimas o percibidas.

Las inseguridades se desarrollan cuando nos comparamos con otros y nos sentimos menos que otras personas.

Ocurren cuando experimentamos una consecuencia por ser diferentes de los demás de una manera que se percibe como negativa, o cuando sentimos que no estamos a la altura de lo que "deberíamos" ser.

Recuerda que aquellos que son diferentes son lo que marcan los grandes cambios sociales.

Las inseguridades se producen cuando reconocemos las diferencias entre nosotros y los demás, ya sea por nuestra propia cuenta o por la de otra persona que lo señala.

Por ejemplo, un niño que es objeto de burlas en el patio de la escuela por tener un cuerpo más grande, que el de sus compañeros puede llegar a sentirse inseguro con respecto a su peso y su cuerpo.

¿Cómo superamos estas inseguridades?

La respuesta no es simple, pero requiere una cosa para empezar: la voluntad de enfrentarnos a lo que normalmente no queremos ver ni oír.

Eso significa un poco de coraje. Sólo en pequeñas dosis, para empezar, pero significa la voluntad de dejar de lado todas las distracciones por un tiempo, y centrarse en lo que hay que trabajar.

En muchos casos, la terapia regresiva nos puede ayudar a realizar este trabajo con la ayuda de un profesional acreditado, un profesional con mayúsculas que ha ayudado a cientos de personas como tú a confiar en ellos, en definitiva a superar sus inseguridades.

A continuación te dejo una serie de cinco pasos que te pueden ayudar a empezar a trabajar tu inseguridad.

  1. Perdonar el pasado. Si tus inseguridades han sido moldeadas por un pariente o una figura de autoridad que te critica, reconoce esto. Entonces empieza a perdonarlos.
    Comprende que fueron impulsados por sus propias inseguridades, luchando con sus propios demonios. Es verdad, que se comportaron de manera imperfecta, pero todos lo hacemos.
    Perdónalos por su mal comportamiento, porque aferrarse al resentimiento no te ayuda. Dejar el pasado atrás, es un gran paso hacia tu felicidad.
  2. Acepta todo de ti mismo. Haz una pausa y haz una autoevaluación. Observa las partes de ti mismo, tanto tu cuerpo como tu interior, que no te gustan. 
    Echa un vistazo a estas partes de ti, y mira si puedes enviarles amor. Míralas por las partes imperfectas de ti que son, merecedoras de amor como un amigo, que es imperfecto también merece amor.
    Piensa en cómo tratarías a este amigo imperfecto, y sé igual contigo mismo.
    Date seguridad, date compasión. Abraza todas las partes de ti, las partes nobles y todo, y ve la belleza en ellas. Son lo que te hace ser quien eres, y son maravillosas.
  3. Practica la auto-aprobación. Si te das cuenta de que quieres la aprobación de alguien más, sus elogios y atención, sus gustos y retweets... haz una pausa, y en su lugar reemplaza eso con la auto-aprobación.
    Puedes quitarle a los demás el poder de aprobarte, si te apropias de ese poder para ti mismo. No necesitas la aprobación de nadie más que la tuya propia.
    Eso no significa que no quieras conexión con otros, o amor, pero puedes amar a otros y ser amado mientras también te apruebas a ti mismo.
  4. Acepta la no comparación. Lo que hacen otras personas, adónde viajan, cuánto se divierten... nunca es una comparación útil, y te perjudica activamente.
    Están en un camino completamente diferente al tuyo, y pueden ser felices y pasarlo bien y tú también, en tu propio camino. Deséales a todos lo mejor, pero ve sus éxitos como algo diferente a los tuyos.
  5. Desarrolla la confianza en el momento actual. No dejes los pasos anteriores para más adelante, el momento es ahora, así que aprovecha, tu felicidad está en juego.  Ten en cuenta que la confianza se desarrolla a lo largo del tiempo, así que cuanto antes empieces, mejor.

En definitiva, estos cinco pasos te permitirá cambiar tu perspectiva, así como a aprender a ver lo que te hace tropezar, para convertirlo en una oportunidad que te dotará de nuevas habilidades.

Lo he visto en cantidad de pacientes, estos cinco pasos son muy poderosos y suelen ayudar a las personas a aceptarse y confiar en ellos, en ese momento desaparecen muchas de sus inseguridades.

👉 SOLICITAR INFORMACIÓN

Opiniones sobre la Hipnosis Regresiva.